LilySlim - Weight loss

16 diciembre 2012

Razón Núm. 3

La razón número tres es mucho más simple de explicar, ayer me puse a ver todas las fotografías que tengo de la secundaria y de la preparatoria, épocas que por muy diversas razones han sido las mejores en mi vida pero que no me dí cuenta de ello hasta que quedaron atrás.
Una de las cosas que recordé es que en aquella época solía restringir mucho mi alimentación y Ana estaba muy presente en mi vida, ahora me doy cuenta que tenía una imagen muy distorsionada de mí misma por que me sentía la más obesa de todas mis amigas, una vaca, cuando la realidad es que estaba igual de delgada que ellas pero no podía evitar sentirme así.



Ver las fotos de esa muchacha alta y delgada hicieron que la extrañara demasiado, la sensación de hambre y éxito, la sensación de unos jeans ajustados, mi estómago plano y mis brazos delgados, todo sin estrías... cómo la extraño, si ella estuviera aquí problamente sería hueca pero sería más valiente ante todos, sería menos cohibida, coquetearía más...
Abrí también este blog y busqué algunos de los que solía seguir y leer y me entristecí al darme cuenta que todos los blogs en español que solía visitar tienen meses sin ser actualizados, y que sólo algunos siguen en pie y que las historias se quedan en fracaso... que pasa con nosotras????
Si por cosas del destino ya caíste en esto lo peor que te puede pasar es dejarlo, por que probablemente estarás mejor al principio pero con el tiempo irás cayendo poco a poco de nuevo en el hoyo de la infelicidad y verás en el espejo todos los kilos de grasa que has adquirido y que todo el esfuerzo del pasado se ha ido a la basura, intentarás desesperadamente de regresar pero fallarás una y otra y otra y otra vez, lo dejarás para después, comerás te sentirás arrepentida pero no volverás al mismo camino de Ana, hasta que alguien te haga sentir lo suficientemente mal, te pisoteará, ocurrirá algo en tu vida que te haga sentir basura y entonces volverás a tomar las riendas de tu alimentación, fallarás, llorarás, tendrás un avance, volverás a fallar, buscarás fuerza en todas partes, analizarás si esto vale la pena, querrás dejarlo pero te obligarás a seguir, estarás conciente que si ya estas en esto tienes la obligación de continuar por que una vez que entras no puedes salir y que tu único objetivo es tratar de mantenerte lo más sana posible pero sobre todo mantenerte con vida... así es como se vuelve a recaer en esta enfermedad, enfermedad para muchos, bendición para otros...
Esperando lo que me aguarda el día de mañana, tenga éxito o fracase no pienso volver a dejarlo... I'll do my best no matter what the scale says...


Razón Núm. 2

La razón número dos es OBVIAMENTE el chico que me gusta (LT), él es... él es... ok, tengo que pensarlo... mi jefa diría "no es guapo pero se defiende", mis compañeras de clase se volvían locas por él y las de mi trabajo piensan que es "interesante y atractivo"... claro, el chico tiene lo suyo físicamente hablando, se sale un poquito del esquema común de "guapo" pero en definitiva es atractivo y él lo sabe. El comenzó a gustarme en el primer semestre de la carrera y siendo yo una romántica irremediable lo que atrapó mi atención la primera vez que hablamos fue su sonrisa... sí, fue su sonrisa, me llamó tanto la atención que hasta la fecha no sé que fue lo que me dijo y no sé por qué sonrió, cuando lo conocí un poquito más, me dí cuenta de otras cualidades que me encantaron entre ellas que tiene una fe increbantable en Dios y que es muy trabajador, en ocasiones es demasiado trabajador, respetuoso y muy listo, por cierto tiene un hermoso lavadero por abdomen... parece el hombre perfecto, lo sé pero en este mundo nadie es perfecto, todos tenemos algo que mejorar por mínimo que sea, así que aquí van sus defectos.



Defecto #1
Cree que es perfecto o por lo menos que esta muy cerca de serlo.
Defecto #2
Su mamá no le enseñó que tiene que ser caballeroso con las mujeres, se subirá él primero al camión y no te ayudará a bajar, primero pedirá su orden en el restaurante y luego irás tú.
Defecto #3
Busca una chica guapa, lo que pudiera llegar a pensar, opinar, gustos, preferencias, etc., no importa, a menos que se de cuenta que es una zorra o que lo desprecia.
Defecto #4
Después de Dios, el dinero es lo más importante en este mundo, el amor llega después de que lo obtienes, ya sabes, podrás comprar a la chica que más te guste.
Defecto #5
Las amistades sólo valen la pena conservarlas por dos razones, si tu amigo es mormón o si puedes sacarle algún provecho monetario o profesional, para las demás amistades ni siquiera te molestes en saludarlas si ellas no lo hacen primero.
Defecto #6
El crecimiento intelectual se mide por cuanto sabes sobre el dinero, la poesía, la filosofía y la buena música son aburridas y no sirven de mucho.
Defecto #7
No entiende las indirectas o eso es lo que te hace creer.
Defecto #8
Rechazará tu invitación a comer si tiene que dejar a su jefe y compañeros de trabajo.
Defecto #9
Jamás le dirá a una chica que le gusta si ella no lo hace primero o por lo menos que ella se lo dé anotar, es cobarde.
Defecto #10
Se podrá estar muriendo por hablar contigo pero no tomará la iniciativa, podrías pensar que lo tienes atrapado.

Decidí poner sólo diez, no me quiero extender tanto, también tiene muchas más cosas positivas que lo hace que me encante, pero quise resaltar sus defectos para hacer evidente que a pesar de todo eso estoy enamorada de él y estupidamente creí que con el tiempo yo podría hacerle ver lo interesante que soy, de todas las cosas cosas que tenemos en común y que las cosas en las que no coincidimos es lo que nos hace interesantes pero me equivoqué, no puedes hacer que alguien llegue a conocerte si esa persona no está interesada en hacerlo y todo lo que ve es que "es una lástima que tenga tan linda cara y sea gordita"... "si tan sólo estuviera más delgada"... "con unos kilos menos se vería más guapa"... si a nadie le importa lo que piensas, lo que eres, lo que sientes más allá de lo que ven, entonces de ahora en adelante dejaré de comer para complacerlos, me volveré superficial, primero evaluaré si eres los suficientemente bueno para ser mi amigo y luego fingiré que lo que dices me interesa... así de fácil. Humanos...


Hola de nuevo...

Casi un año desde mi última entrada, demasiadas cosas han pasado en mi nada interesante vida, obviamente cosas nada agradables, que me hicieron querer regresar a Ana, empezando por la indiferencia que sigue teniendo hacia mí el chico del cual estoy enamorada desde que entré a la universidad (LT) y el desastre total que fue la fiesta de fin de año de la empresa dónde estoy, la cual fue este pasado Viernes, 14 de dic de 2012. 
La fiesta prometía ser todo un acontecimiento en el que asistirían personas importantes, incluyendo algunos jefes de mi área. Con dos semanas de anticipación me puse a buscar vestido, encontré uno hermoso, mega ajustado y corto. A pesar de que estoy gordísima, peso 98 kg y mido 1.74 m, tengo muy buena forma corporal, mucha cintura, poca panza y si estoy parada se me ve el vientre plano, piernas gruesas y mucha pompa, aunque lo ideal era verme delgada, cuando me puse el vestido y me miré en el espejo me agradó lo que vi (aunque fue todo un drama, con lágrimas incluidas, encontrar unas medias que me quedaran). Al llegar a la fiesta y sentarme en la mesa donde estaban mis compañeros sufrí el primer signo de desprecio cuando uno de los jefes me pidió que me cambiara de mesa con el objetivo de "poder apartar otra para los compañeros que faltaban", yo contesté que no había problema y lo hice con toda la dignidad posible, sin mucho éxito... dos de mis compañeros muy amablemente se cambiaron de lugar conmigo. Pasó el tiempo y llegó mi compañera de departamento, la cual fue bienvenida en la mesa de la que me habían corrido, la chica tiene un rostro horrible, nariz enorme, ojos tan saltones que parecen que se van a salir y una actitud de diva peeerooo es delgada, aunque tiene la espalda ancha para mi gusto, tiene pompis paradas y una cintura breve, llevaba un vestido cortísimo y escotadísimo (el mío no era escotado), lo que provocó revuelo entre los jefes y compañeros, ya se imaginarán, casi todos tratando de llevársela a la cama... ella bailó toda la noche mientras yo estuve sentada casi toda la fiesta, ignorada, despreciada, rebajada y hasta agredida... y es ahí cuando me dí cuenta de que no importa si tu cara es tan hermosa que podría estar en la portada de Vogue, si no eres delgada no eres nadie y es mejor que te prepares para enfrentar el desprecio y el asco de los demás... y esa es la primera razón por la que decidí regresar a los brazos de Ana...