LilySlim - Weight loss

19 febrero 2012

¡Estresada!



No voy a escribir mi progreso porque no sé si lo hubo o no, lo más probable es que haya subido de peso, no me cuidé nada y al contrario comí todo lo que no debía. Esta semana fue de mucho estrés y espero que la siguiente sea más relajada, el lunes tuve una entrevista de trabajo en la mañana y estuve fuera de mi casa casi todo el día, tuve que comer en la calle y desvelarme para hacer la tarea cuando regresé de la escuela. 

El martes fui a la biblioteca de la universidad en la mañana y en la tarde tomé mis clases normales, afortunadamente ese día me llamaron de la oficina donde hice mi entrevista de trabajo y me pidieron que fuera al siguiente día para que me realizaran una segunda entrevista, lo cual es bueno y quiere decir que me estaban considerando para el puesto. 

El miércoles me levanté muy temprano para hacer mi tarea y ponerme muy guapa para la entrevista de ese día, cuando ya estaba lista recibí una llamada de la entrevistadora diciéndome que no podía verme ese día porque tenía que salir pero que me llamaba después para agendar otro día, después de que colgué me puse a llorar como niña de dos años porque pensé que no me había quedado con el trabajo y que lo que me dijo la licenciada era una forma amable de desecharme como prospecto, prometiendo una llamada que nunca haría. Ese mismo día pero como a las tres de la tarde mientras iba en la ruta rumbo a la uni me llamaron de nuevo de la empresa donde hice la entrevista para decirme que tenía que presentarme al día siguiente a la una de la tarde,    dije que sí y cuando colgué volvieron los ánimos a mi espíritu porque la verdad creía que no volverían a llamar y estaba muy triste. 

El día siguiente fue parecido al anterior con la diferencia que ese día sí fui a mi segunda entrevista, no me sentía nerviosa ni nada por el estilo, hubo un momento en que comencé a tener dudas y miedos pero inmediatamente comencé a pensar positivo y listo, a los cinco minutos de la entrevista mi nueva jefa me dijo que el puesto era mío, que me presentara el lunes a trabajar con la documentación que tengo que entregar. 

El viernes fue algo atareado yendo de un lugar a otro consiguiendo los papeles que tengo que entregar, estoy algo estresada por un papel que no puedo conseguir, supuestamente me lo tiene que dar la universidad pero ahí me dijeron que ellos no me lo podían dar y que le hiciera como quisiera (son muy prepotentes, aveces a los alumnos nos dan ganas de golpearlos) y los otros papeles que solicité (mis certificados de secundaria y prepa) no me los pudieron dar porque no estaba el formato que tenía yo que llenar para que me los dieran en el sistema de la escuela, alguno de mis compañeros tuvo la genial idea de borrarlo, y tardarían un día en restablecerlo. 

Ayer sábado todo iba muy normal, tranquilo, mi tío Jaime comió conmigo y me contó todas las cosas tan duras por las que ha tenido que pasar, si antes lo quería ahora lo quiero más, y en la noche mi hermana y yo nos fuimos a dormir a casa de mi abuelita porque no queríamos pasar otra noche solas en mi casa (mi mamá no está porque se fue a la playa con sus amigas desde el viernes en la mañana, se supone que regresa en unas horas) pero después de quince minutos que habíamos llegado a la casa de mi abue llegó mi tío preguntando si no había dejado estacionado su coche afuera de la casa de mi abue y salimos a ver y no estaba, fue cuando nos dimos cuenta que se habían robado su carro. Fue horrible, pusimos la denuncia correspondiente y lo reportamos a emergencias pero aparentemente ya tenía mucho rato que se lo habían llevado, no nos dimos cuenta a que hora pasó eso porque mi tío estuvo en mi casa todo el día, mi abue y mi tía no salieron para nada de su casa así que no se dieron cuenta cuando el coche ya no estaba. 

Hoy ví a mi tío y noté que estaba triste, serio, preocupado... es horrible ver a alguien que amas pasar por algo así y sentirte impotente por no poder ayudarlo, es una pena esforzarte y trabajar tan pero tan duro para comprar tus cosas con muchísimos sacrificios y que de repente alguien venga y te las quite. 

Es cierto que México no tiene buena economía, pero en este país quien quiere ser pobre o ratero, la verdad es por gusto, aquí sobran las oportunidades sobran para ganar dinero, casi todos los negocios que se abren prosperan, tengo una amiga que estudia en la uni conmigo, quedó embarazada cuando apenas ibamos a empezar la uni, su papá no la apoya, el padre del niño la dejó a los dos meses de nacido y nunca le dió dinero para el bebé, la única que la apoya es su mamá que es una señora que se gana la vida vendiendo quesadillas (un trabajo muy honesto y de mucha honra), mi amiga para mantener a su bebé vende jugos en el puesto de su mamá y diario gana de $250.00 a $300.00 diarios (aquí es muy buen dinero, gana mejor que la mayoría de la población) y hace una semana su mamá le compró un coche semi-nuevo de $66'000.00, muy bonito y prácticamente está nuevo el coche, repito, su mamá tiene un puesto de quesadillas, con esto demuestro que si quieres dinero o un coche nuevo o ropa o viajes o una casa lo único que tienes que hacer es TRABAJAR duro, eso es un consejo para todos los mal vivientes que hay en este planeta esperando que las cosas lleguen solas o que toman las de los demás, qué vergüenza.

La verdad estoy pasando por la peor etapa de mi vida, de niña soñaba con ir a la universidad, nunca me imaginé que tendría que sufrir tanto en esta etapa de mi vida, hay tanto dolor emocional en mí que lo puedo sentir en el cuerpo, el cuerpo también me duele como si estuviera enferma, creo en Dios y le pido que me ayude pero me sigo sintiendo vacía y sin fuerzas, trato de pensar que Dios no me haría pasar por tantos retos sino fuera capaz de superarlos y aveces me ayuda pero en otras simplemente me dan ganas de irme a dormir y ya no despertar, ser positiva y luchar cada segundo me cansa demasiado...


11 febrero 2012

Planes...



El día de ayer fue la boda de mi mejor amiga (desde la escuela secundaria), fue boda por lo civil. Ella y su novio V. E., llevaban mucho tiempo de novios, desde que estábamos en bachilleres, P quedó embarazada justo después de graduarnos pero sus padres de ella no permitieron que ellos estuvieran juntos por cuestiones de religión, bueno, para no hacer el cuento largo, después de muchas dificultades, tristezas, problemas, desafíos y demás por fin pueden estar juntos, ahora que su hijo ya tiene dos añitos tendrá a sus papis viviendo con él. Aunque fue una fiesta familiar, acudió mucha gente, la comida estuvo deliciosa y mi amiga se veía guapísima, usó un vestido de gala de un color que no sé definir, era morado, con un toque en rojo y rosa, estilo sirena, amplio de abajo, ajustado de arriba, los zapatos eran plateados, aretes largos y peinada con una media cola y caideles, me fijé en todo por que yo la ayudé a vestirse : ) 

La sorpresa fue que asistió una amiga de ambas que no veíamos casi desde que salimos de la prepa, Y. T., nos alegramos mucho de verla, sigue igual que en bachilleres, delgada, con un corte de pelo diferente y ya no se lo tiñe, se veía super guapa, muy delgada, como siempre, al verla me dio algo de vergüenza puesto que yo estoy super gorda y no estoy delgada como en la prepa, después de saludarnos nos pusimos a platicar sobre las que cosas que hemos hecho, las que estamos haciendo y las que queremos hacer, cuando ese tema llegó a su fin, me preguntó por J. M. y si lo había visto o hablado con él, y cuando le dije que sí, me empezó a preguntar cosas sobre él, de un momento a otro nos encontramos hablando del pasado, de cómo nos divertíamos, los juegos de niños y de la fiesta de graduación, siempre que recuerdo el día de nuestra graduación me dan ganas de llorar por que la eché a perder, yo sabía que ese era el último día que vería a J. M. y que después de eso no sabía cuando lo vería de nuevo (lo volví a ver un año después y recientemente lo vi hace unas semanas), así que lo que hice fue evitarlo toda la noche, a pesar de que lo tenía al lado de mí, pensaba que si no tenía recuerdos lindos de él y menos en el baile de graduación sería más fácil para mí olvidarme de él, así que no bailé ni hablé con él, me puse a bailar con otra gente y andaba de un lado a otro para no verlo, él incluso le pidió a mi amiga que me hablara para que fuéramos a bailar y yo me hice la sorda y caminé hacia otro lado, creyó que estaba enojada y ya no me buscó... nunca me imaginé que siempre me arrepentiría por eso... aún me duele no tenerlo conmigo...

Bueno, esta semana estuvo algo extraña, con mucha tarea pero a la vez todo me salió a la primera y con mucha facilidad, muchas visitas, muchas salidas. Hace una semana que no me peso, supongo que estoy entre los 91 kg y 92 kg, me siento algo hinchada y tengo una pelota en el estómago, muy inflamada, supongo que es por comer pura comida chatarra. La verdad las otras semanas me sentía frustrada por no poder hacer ayuno y por no poder conservar el peso que perdía, y no por que no baje si ayuno, es por que rompía muy mal los ayunos, pura comida grasosa y en grandes cantidades, lo que hacía que recuperara el peso perdido, me sentía muy frustrada. En este momento ya no me siento frustrada, más bien estoy molesta por perder tanto tiempo, si me concentrara de manera constante en la dieta y el ejercicio, poniéndome metas realistas, hace mucho que hubiera alcanzado mi meta. Así que pensé en un plan que tiene una duración de exactamente un semestre, al principio tendré que bajar medio kilo por día (antes bajaba un kilo por día) de lunes a viernes, esos días tengo que seguir la dieta rigurosamente y ejercitarme sin falta, los sábados y domingos son días de descanso (sin excederme con la comida, tengo que mantener el peso) o en caso de que esa semana por algún motivo no haya alcanzado la meta (no se aceptan atracones) puedo regularizarme con el peso esos días y empezar la siguiente semana con el peso que marca el calendario, así no me atraso ni me frustro, es como un margen de error... el problema será encontrar el tiempo para hacer ejercicio, que es lo más importante, porque espero con todo mi corazón empezar a hacer mis practicas profesionales este semestre y quitarme ese peso de encima si Dios quiere, no hay muchos gimnasios cerca de mi casa y los que hay abren entre las ocho y las diez de la mañana (no sé porqué, tal vez nadie en mi colonia se ejercita antes de ir al trabajo, por eso la mayoría de las personas adultas son obesas), no puedo pagar un gimnasio que abra más temprano, son demasiado caros y no tengo coche para ir y regresar a mi casa, tendría que pagar autobús de ida y regreso y sería como una hora y media de viaje, en total, es mucho tiempo, ¿ejercitarme en mi casa? ni soñarlo, si empiezo a hacer ruido tan temprano y mientras todos duermen seguro me corren de la casa. La única solución que tengo es que el horario de entrada a mis prácticas sea muuuuuy temprano para que pueda salir más temprano y me queden horas libres entre mis prácticas y la escuela, en esas horas puedo ir a un gimnasio que está cerca de la uni, no creo que sea muy caro y me queda de paso. ¡Dios quiera!, es mi único plan.



NO.
MES
SEMANA
PESO INICIAL
PESO META
1
febrero
13 - 17
Meta: Bajar medio
kilo por día, cinco
días a la semana.
91 kg
89 kg
2
febrero
20 - 24
88.5 kg
86.5 kg
3
febrero
27 - 2
86 kg
84 kg
4
marzo
5 - 9
83.5 kg
81.5 kg
5
marzo
12 - 16
81 kg
79 kg
6
marzo
19 - 23
78.5 kg
76.5 kg
7
marzo
26 - 30
76 kg
74 kg
8
abril
2 - 6
73.5 kg
72.5 kg
9
abril
9 - 13
71 kg
69 kg
10
abril
16 - 20
68.5 kg

66.5 kg
“Peso saludable”
11
abril
23 - 27
Descanso
Descanso
12
abril
30 - 4
A partir de aquí,
bajar sólo 250
gramos por día,
cinco días a la semana.
66 kg

65 kg
13
mayo
7 - 11
64.7 kg
63.7 kg
14
mayo
14 - 18
63.5 kg
62.5 kg
15
mayo
21 - 25
62.2 kg
61.2 kg
16
mayo
28 - 1
61 kg
60 kg
17
junio
4 - 8
58.7 kg
58.7 kg
18
junio
11 - 15
58.5 kg
57.5 kg
19
junio
18 - 22
57.2 kg
56.2 kg
20
junio
25 – 29
Control de peso
56.2 kg
56.2 kg



04 febrero 2012

Esta no fue mi semana...



No se que pasó, tuve una semana muy mala en la escuela, no me fue bien en mis clases a pesar de que me esforcé mucho. El lunes no fue tan malo, al final del día me subí a la ruta, me sentía cansada y gorda, cuando en la siguiente parada se subió al autobús JM (por si no saben quien es, él es el amor de mi vida, he estado enamorada de él desde que lo conocí, hace casi cuatro años), ¡me emocioné tanto! ¡parecía una niña enamorada de ocho años!, no es muy común que lo vea en la universidad, tenemos horarios diferentes y estudiamos en diferentes facultades, casi nunca coincidimos, se subió y se sentó en otro asiento porque no me vió pero cuando se dio cuenta que yo estaba ahí se cambió de inmediato de lugar y se puso a platicar conmigo, estuvimos hablando tonterías y nos reíamos de todo, los treinta minutos de viaje me parecieron cinco, se me fue demasiado rápido el tiempo y cuando él se bajó yo seguí mi camino y no podía contener la felicidad de haberlo visto. Durante dos días anduve caminando en las nubes pensando en él, pero ahora que se me pasó la euforia ese día me pone triste, él es demasiado para mí, es demasiado perfecto, demasiado genial como para que alguna vez se haya fijado en mi y es imposible que pueda llegar a verme como algo más que una amiga, simplemente no estoy a su altura y eso me pone triste, saber que yo misma lo he arruinado, cada vez que como o que no hago ejercicio me alejo más de ese sueño, yo misma me he saboteado, yo y sólo yo tengo la culpa, yo me permití engordar tanto, yo hice la persona que soy ahora...

Estoy cansada de ser la gordita de mi salón, que mis amigas se pongan a hablar de ropa, de lo bien que se les ve esto o aquello, que hagan chistes a mis costillas, verme horrible en las fotos cuando salgo con ellas, que los chavos que me gustan no me consideren lo suficientemente buena por ser obesa, que a los chavos a los que les gusto no me gusten a mí, que me digan que soy bonita porque tengo bonita cara (eso se lo dicen a las gordas porque es lo único que les puedes decir para que no se sientan mal), estoy harta harta, esta semana me demostró que ser gorda es estar alejada de todos y de todo. La ropa no te queda bien, los jeans son demasiado ajustados, te aprietan la panza, las blusas te quedan apretadas de los brazos, se te sale la panza cuando te sientas, ocupas todo el asiento del escritorio, no estas cómoda, sobre todo eso, nunca estás cómoda.

De lo difícil que estuvo esta semana, el miércoles tuve un episodio de ansiedad mezclada con locura, cada vez que me pasa esto siento unas ganas tremendas de morir, no duermo en toda la noche, tengo ganas de salir corriendo o tomarme un montón de pastillas para dormir, no para suicidarme (aunque si lo pienso), simplemente para dejar de sentir, dejar de pensar, esos en verdad son mis momentos de prueba, son mis momentos más obscuros, cuando no encuentras la salida a ninguno de tus problemas, cuando tu futuro es incierto y tu presente apesta. Ahorita ya estoy mejor, no me siento cien por ciento recuperada pero por lo menos puedo dormir y los pensamientos psicópatas se han ido. El lunes empezaré a ir al gimnasio para sacar todo el exceso de toxinas que tengo y para darle a mi mente una actividad sana que me haga sentir mejor tanto física como mentalmente.

Lamento haber escrito puras cosas deprimentes pero necesitaba sacar todo esto, en mi casa no me escuchan ni les interesa, además de que tienen sus propios problemas y no quisiera preocuparles. Prometo que la próxima semana escribiré algo más alegre y positivo, haré todo lo posible para tener una excelente semana y les escribiré todo lo que pase.